Ben Affleck aturde en un poderoso drama de redención

Ben Affleck es poderosamente dramático en The Way Back una película sombría e intensamente personal. Cada preconcepción en la que entraba se disipó rápidamente. Esta no es otra repetición cansada de un entrenador caucásico que inspira a niños de minorías a la gloria atlética. Lo contrario es cierto, y afortunadamente sin matices raciales estereotipados. El camino de regreso muestra cómo se puede superar la oscuridad de la tragedia y el autodesprecio. Es una representación seria y realista de la naturaleza humana.

Jack Cunningham (Ben Affleck) es un alcohólico. Trabajador siderúrgico en el sur de California, bebe continuamente durante todo el día. Ya sea que esconda vodka en su taza de café, se enyese en su bar local o se pasee por las cervezas en su departamento. Jack vive en un constante estado de embriaguez. Se ha aislado de amigos y familiares. La hermana de Jack (Michaela Watkins) y su esposa separada (Janina Gavankar) están extremadamente preocupadas.

Una reunión casual en la licorería con una compañera de secundaria arroja luz sobre la historia de Jack. Fue un jugador estrella en la liga de las escuelas católicas. Jack se sorprende cuando su antiguo sacerdote le ofrece el puesto de entrenador del equipo universitario. Su primer instinto es declinar educadamente. Él decide arriesgarse. El equipo es mucho peor de lo esperado. Pero los jugadores y el juego despiertan una parte de su alma que pensó que nunca podría curarse. Jack se ve obligado a enfrentar la tragedia que condujo a su espiral descendente.

The Way Back adopta un enfoque metódico para comprender al protagonista. La razón de la bebida de Jack no se revela hasta el segundo acto. El director Gavin O'Connor ( Milagro Guerrero ) establece el personaje antes de profundizar en su psique. No quiere simpatía barata. Jack expresa su dolor a través de la adicción. La razón por la cual es absolutamente desgarradora. La revelación es más impactante cuando ya sabes a dónde conduce. O'Connor es sublime en su habilidad para desarrollar personajes.

The Way Back no es una película de deportes rah-rah. Hay momentos humorísticos y las escenas de baloncesto están bien hechas, pero prevalecen los momentos negativos. Un río de lágrimas se puede derramar fácilmente en la película. Las emociones son altas, pero nunca son melodramáticas o exageradas. La trama es alimentada por la sinceridad. Lo que le pasó a Jack no es extraordinario. Las familias enfrentan situaciones similares a diario. La veracidad de su viaje es quizás la más impactante.

El público se sorprenderá por el alcance que Ben Affleck muestra en esta película. La capacidad de emular no verbalmente es lo más difícil para un actor. Gavin O'Connor tiene a Ben Affleck en casi todos los cuadros. Hay tramos cuando solo es él, especialmente cuando se bebe. Entonces es notable yuxtaponer esas escenas con su entrenamiento de los jugadores. Jack ve grandeza en un estudiante reservado (Brandon Wilson). Él empuja al adolescente a ser lo mejor. Cuando el adolescente se pregunta por qué nunca siguió su sueño, la respuesta de Jack te hará sentir mal. Affleck ofrece su actuación más madura hasta el momento.

El camino de regreso tirará fuertemente de tus corazones. Gavin O'Connor continúa haciendo películas apasionantes y humanistas. Dirige a Ben Affleck a un nuevo nivel de dominio de la actuación. El camino de regreso podría haber sido cliché y predecible. Es mucho más atento de lo esperado. The Way Back es una producción de Bron con distribución por Warner Bros.

Las opiniones y opiniones expresadas en este artículo son del autor y no reflejan necesariamente la política oficial o la posición de Movieweb.

 Julian Roman en Movieweb

Leave a Comment

Disfruta de nuestro contenido mientras haces unas ricas palomitas en casa
Gadgy Vintage Palomitero | Maquina de Palomitas | Aire Caliente Sin Grasa Aceita

VER EN AMAZON