diarios-de-motocicleta-6
Pelicula Argentina

Diarios de motocicleta

Diarios de motocicleta: Dirigida por Walter Salles. Con Gael García Bernal, Rodrigo De la Serna, Mía Maestro, Mercedes Morán. La dramatización de un viaje en motocicleta que el Che Guevara realizó en su juventud y que le mostró la vocación de su vida.

Reparto


Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/holacine/public_html/view/detalle.php on line 116

Guion

En 1952, Ernesto Guevara de la Serna, un estudiante de medicina de veintitrés años -Fuser para sus amigos y más tarde más conocido como "Ernesto Che Guevara"-, a un semestre de graduarse, decide posponer su último semestre para acompañar a su amigo bioquímico de veintinueve años -Mial para sus amigos- en su viaje soñado de cuatro meses y 8.000 kilómetros en motocicleta por toda Sudamérica, partiendo de su casa en Buenos Aires. Su objetivo es ver cosas de las que sólo ha leído en libros sobre el continente en el que vive, y terminar esa búsqueda en el trigésimo cumpleaños de Alberto en el otro lado del continente, en la Península de la Guajira, en Venezuela. No todo en este viaje va de acuerdo con su tosco plan debido a una moto averiada, una continua falta de dinero (a menudo estiran la verdad para ganarse el favor de una variedad de extraños para que les ayuden), discusiones entre los dos en su frecuente aislamiento únicamente entre ellos, sus libidos furiosos que a veces los meten en problemas, y lidiar con el asma crónica de Fuser. Pero un encuentro fortuito con una pareja de comunistas en el desierto chileno y una larga visita a la Colonia de Leprosos de San Pablo, en la cuenca amazónica peruana, entre otras cosas, afectan profundamente a lo que cada uno querrá hacer con su vida y al vínculo que cada uno tiene con el otro. -Huggo

Comentarios

Top review9/10 El sesgo es la caída de esta películaNo me consideraría un ultra liberal, pero estoy algo informado sobre lo que ha estado sucediendo en América del Sur durante los últimos 100 años, y el Che Guevara es una parte de ella. Al entrar en esta película todo lo que sabía de él era que está en un montón de camisetas, y que "che", a pesar de lo que la gente ignorante piensa, no es su nombre, es lo que los argentinos se dicen entre sí como en los EE.UU. diciendo "dude".También soy un gran fan de la pureza de las películas, no esta mierda de Spider-man que está por todas partes, pero el verdadero arte de las películas, y estoy bastante serio cuando entro en una película por primera vez. Una parte de esto es que veo la película tirando todos los prejuicios que pueda tener por la ventana y la veo como si nunca hubiera oído hablar de ella. Dicho esto, creo que esta película fue excelente porque tenía una magnífica fotografía de la belleza de América del Sur, tenía una excelente actuación, una gran química entre los dos actores principales (a pesar de que Ebert dijo que no lo hicieron), y un tema político general.Esta película no recibió grandes críticas en los EE.UU., y no he visto las críticas de los países de América Latina, pero supongo que son mejores. Esto se debe a que mucha gente se alejó de la película una vez que escuchó la palabra Che, y si la vieron, durante toda la película probablemente pensaron "¡comunista, comunista!" Desde entonces he leído sobre el Che Guevara, y en realidad es una persona fascinante para estudiar porque comenzó como un niño rico que a través de sus viajes aprendió cuánto sufría la gente más allá de su imaginación, y parte de esto fue cómo llegó a ser tan rico, mediante la supresión de los pueblos nativos. La película hace un excelente trabajo al mostrar esta transición desde su exploración despreocupada hasta más tarde tener una epifanía sobre su destino de ayudar a la gente. Es interesante saber que el café y los plátanos que dicen "Guatemala" siguen siendo cultivados hoy en día por trabajadores esclavos en las granjas, y que a los Estados Unidos no les importa el trabajo esclavo porque fueron ellos los que patrocinaron un golpe de estado en 1951 para instalar una dictadura que en los libros de historia dice que fue un derrocamiento del comunismo, lo que hace que esté bien. Este es un ejemplo mucho más grande e importante que el de la película, pero se trata del mismo sesgo: La gente en los Estados Unidos (no digo América porque eso se refiere a todos los países desde Argentina hasta Canadá, no sólo a los Estados Unidos como a la gente de este país le gusta pensar) no sólo no se preocupan por el sufrimiento de la gente en otros países (a menos que se mencione en Oprah o implique recompensas económicas) sino que tienen el descaro de llamarlos malvados cuando tratan de mejorar, que en ese momento era el movimiento comunista en América del Sur. Este no es el comunismo de Castro o incluso del posterior Che Guevara, sino simplemente dar más a los hambrientos y reprimidos que hoy en día son reprimidos para hacer sus plátanos y café de Starbucks.Debido a los prejuicios que la gente tiene hacia la gente de los países de los que no saben nada, esta película ha sido extremadamente infravalorada en la estela de películas que comparativamente apestan ("Ray", muy sobrevalorada) sin embargo han sido premiadas debido a su popularidad y apaciguamiento a la gente ignorante que asiste a los cines en los Estados Unidos.helpful-392130